Chimenea suministrada por Aingeru Astui

Bandera preparada por Alberto Mantilla


Compañía Trasatlántica Española





Desde 1952 las líneas de pasaje se realizaron con los seis buques mostrados en esta página. Cuatro de ellos se incorporaron prácticamente al tiempo, en 1952/53, siendo todos ellos mixtos de pasaje y carga. Los dos restantes en 1957 fueron puros de pasaje. En 1973 se vendieron cinco de ellos, tres para desguace y dos a Trasmediterránea. Sólo quedó por tanto uno, que también fue vendido para desguace un año más tarde. Desde entonces sólo se dedicó al transporte de carga.



Satrustegui
Satrustegui - Colección de T. Diedrich
        El Satrustegui fue construido en 1948 por la Unión Naval de Levante, dentro del programa de construcciones de Elcano perteneciendo a la serie D, con el nombre de Explorador Iradier, juntamente con su gemelo el Conde de Argelejo. Ambos se vendieron a Trasatlántica en 1952 y sirvieron las líneas de América hasta ser vendidos en 1973 a Trasmediterránea. El Satrustegui fue rebautizado Isla de Cabrera pero se incendió en dique y fue declarado pérdida total antes de entrar en servicio con su nueva compañía. Siendo propiedad de Trasatlántica sufrió un atentado en San Juan de Puerto Rico, relatado en este artículo.
Satrustegui - Colección de T. Diedrich
        En estas dos fotos le vemos antes y despues de una completa renovación, en la cual ademas del cambio de color podemos apreciar el cambio de línea de la chimenea, cambio de la línea del castillo de proa, cambios del frente de la habilitación, etc. Trasatlántica tenía por norma pintar sus barcos de negro, al contrario que muchas navieras que habitualmente pintaban los barcos de pasaje de blanco.


Virginia de Churruca
Virginia de Churruca por T. Diedrich
        En estas dos fotos vemos al Virginia de Churruca antes y despues de una completa renovación similar a la del Satrustegui, en la cual podemos apreciar similares cambios. Como dato curioso durante la invasión de Bahía de Cochinos, en Abril de 1961, este barco estaba en La Habana y sus tripulantes fueron testigos de la situación en la capital cubana durante esos días. Y más curioso aún, en 1967 tuvo que cruzar todo el Atlántico con un motor en avante y otro en atrás, ya que perdió una hélice y la que tenía a bordo como respeto era del otro eje. Estas dos anécdotas, y muchas más, se pueden leer en el libro "Historias de barcos de la Compañía Trasatlántica", de Carlos Peña Alvear.
        El Conde de Argelejo se convirtió en Virginia de Churruca al ser comprado por Trasatlántica en 1952 y en Isla de Formentera al comprarle Trasmediterránea en 1973.
Virginia de Churruca - Colección de T. Diedrich
        Tenían 6.518 TRB; 9.200 TPM; 121,3 metros de eslora; 16,8 de manga; 11,3 de puntal; y un calado máximo de 7,3 metros. Su velocidad era de 18 nudos, teniendo para su propulsión dos motores Burmeister & Wain de 3.500 CV cada uno.
Virginia de Churruca
Estas dos postales le muestran con sus colores originales
Virginia de Churruca
Y esta foto le muestra casi igual que la postal, pero con un gran chorro de agua de refrigeración
Conde de Argelejo


Guadalupe
Guadalupe por T. Diedrich
        El Guadalupe y Covadonga formaron parte de la serie Monasterios junto con otros cuatros barcos adquiridos por la Naviera Aznar. Fueron los dos últimos barcos de la serie.
Guadalupe
        Eran barcos mixtos de carga y pasaje, y sus características principales eran:
            Eslora: 148,5 mtr      Manga: 18,92 mtr      Puntal: 12,1 mtr     Calado: 7,91 mtr
            Propulsión: Motor diesel Sulzer SD - 7.300 CV - 10 Cilindros x 720 mm diámetro x 1.250 mm carrera
            Velocidad: 17,5 nudos
            Su capacidad para 349 pasajeros estaba repartida en 105 de Primera Clase y 244 de Segunda.

Guadalupe por B. Pedersen
            Esta foto le muestra en el río Mississippi a principios de los 70.
Año de construcción: 1952 Pasajeros: 353
Astillero: Naval de Sestao TRB: 10.226
Nombre original: Monasterio de Guadalupe TRN: 8.023
Puerto de matrícula: Barcelona TPM: 8.500
Número de matrícula: 397 Desplazamiento: 14.800


Covadonga
Covadonga por T. Diedrich
        El Covadonga fue el último barco de la serie Monasterios y el único no construido en la Naval de Sestao.
        Si se les observa detenidamente se ve que tenían diferente la parte de popa, ya que en el Covadonga la superestructura del puente estaba unida con el saltillo de popa.
Covadonga por B. Pedersen
        Esta foto y la siguiente le muestran en el río Mississippi a principios de los años 70.
        Realizaron durante veinte años la línea España-Estados Unidos-Cuba-Méjico hasta ser desguazados en 1973.
Covadonga por B. Pedersen
Año de construcción: 1953 Pasajeros: 349
Astillero: Euskalduna TRB: 10.226
Nombre original: Monasterio de la Rábida TRN: 8.023
Puerto de matrícula: Barcelona TPM: 8.500
Número de matrícula: 400 Desplazamiento: 14.800


Montserrat
Montserrat - Colección de J.C. Díaz Lorenzo
        Para poder hacer frente al aumento en el transporte de emigrantes la naviera compró dos buques construidos en Estados Unidos al final de la Segunda Guerra Mundial. Ambos fueron cargueros de la clase Victory, pero uno construido en la costa este y otro en la oeste. Al estar la guerra en su última etapa ambos fueron terminados como transporte de tropas y material bélico, para las operaciones de repatriación al terminar la guerra.
        El Montserrat fue construido en Los Angeles en 1945 con el nombre de Wooster Victory. Su quilla se puso el 9 de Febrero de 1945 y se entregó justo tres meses después. Era un tiempo normal dentro del esfuerzo bélico norteamericano, aunque muy alejado del record establecido por los de la clase Liberty, algunos de los cuáles fueron construidos en pocos días.
        Esta primera foto le muestra tal como fue adquirido.
Montserrat por T. Diedrich
        En 1947 fue comprado por una naviera italiana, Sitmar Line, que lo transformó en buque de pasaje para emigrantes y lo renombró Castel Verde. Con esa modificación alcanzó 9.008 TRB, y una capacidad superior a 900 pasajeros.
        Fue adquirido por Trasatlántica en 1957 y posteriormente modificado para mejorar el transporte de pasajeros, que fueron mejorando su poder adquisitivo. Con ello su capacidad quedó en 830.
        Ya desde sus primeros años en la naviera se hicieron patentes los problemas técnicos que le acompañaron durante toda su vida. Este relato publicado en la revista Recalada, de la Asociación Vizcaína de Capitanes de la Marina Mercante, da cuenta de ellos en un viaje a Australia realizado en 1959, que incluyó un motín por parte del pasaje griego, que fue sofocado con la ayuda del pasaje español.
        En la primera vez que pasó por astillero se cambió el color del casco pasando a ser negro, como el resto de los buques de Trasatlántica. Como no tenía aire acondicionado en zonas calurosas debía llevar abiertas puertas y portillos, por ello dependiendo de como soplase el viento los humos de la chimenea entraban por toda la habilitación. Para mejorar la situación se le instaló en la chimenea un tubo telescópico, para poder ajustar la altura dependiendo de las condiciones. En esta foto se ve el tubo completamente extendido. La chimenea original era mucho más alta pero había sido modificada, al convertirle en buque para emigrantes, para modernizar su aspecto.
        Aunque ambos estaban propulsados por turbinas, con 6.600 CV de potencia, en el caso del Begoña eran Westinghouse y en el del Montserrat eran Allis Chalmers. Tenían una sola hélice y una velocidad de unos 16 nudos.
Montserrat por T. Diedrich
        El 9 de Agosto de 1970 tuvo una gran avería, cuando navegaba de La Guaira (Venezuela) a Santa Cruz de Tenerife. Quedó completamente inerme y se hizo necesario transbordar en alta mar todo el pasaje al Begoña, que llegó dos días más tarde procedente de Puerto España (Trinidad y Tobago), y con el mismo destino.
        Fue remolcado hasta Curaçao, para proceder a una completa reparación que le llevó varios meses. Durante ella se cambió su apariencia, y quedó tal como se le ve en esta foto. Fue pintado de nuevo de blanco, se le aumentó la chimenea y se pintó esta de ocre con la bandera de la naviera sobre ella. Fue el único barco de la compañía que tuvo esta apariencia.
        En 1973 la competencia de las líneas aéreas era ya muy grande y el barco demasiado obsoleto por lo que fue vendido para desguace. Prácticamente al mismo tiempo fueron vendidos para desguace los Guadalupe y Covadonga y a Trasmediterránea los Satrustegui y Virginia de Churruca.


Begoña
Begoña - Colección de J.C. Díaz Lorenzo
        El Begoña fue construido en 1945 en Baltimore con el nombre de Vassar Victory.
        Como su gemelo tenía originalmente 7.604 TRB. Durante toda su vida conservaron los 138,7 metros de eslora; 18,9 de manga y 10,5 de puntal.
        Esta foto le muestra poco después de su compra y la postal siguiente ya con la chimenea con la contraseña de Trasatlántica.
Begoña - Colección de T. Diedrich
        También fue adquirido en 1947 por Sitmar Line (Italia) que lo transformó en un buque de pasaje para 480 pasajeros y lo renombró Castelbianco.
Castelbianco - http://usmaritimecommission.de/
        Este esquema le muestra en el momento de su adquisición por Sitmar, antes de llevarse a cabo la transformación mencionada, y que muestra el gran cambio que sufrió.
        En 1952 fue transformado de nuevo alcanzando 10.139 TRB con una capacidad de 1.200 pasajeros y renombrado Castel Bianco. En esta transformación se le incluyó una cubierta más que a su gemelo, por ello tuvo más capacidad de pasaje.
        Fue adquirido por Trasatlántica también en 1957 y posteriormente remodelado para una capacidad de 940 pasajeros.
Begoña por T. Diedrich
        Al pasar por astillero fue también pintado de negro, color que ya mantuvo siempre. Aquí está ya con los colores típicos de la naviera, y con la chimenea modificada incluyéndole el tubo telescópico.
Begoña - Colección de J.C. Díaz Lorenzo
        En esta foto, tomada en Vigo, se observa muy bien la zona de popa. Durante muchos años, después del secuestro del Santa Maria en 1961, todos los barcos de pasaje de la naviera, así como al menos también los de Ybarra, llevaban armas para defenderse de un hipotético secuestro. Tanto las guardias del Puente como de la Máquina se realizaban encerrados y armados. También había una patrulla armada que recorría el barco durante la noche, encabezada por un Tercer Oficial de Puente. Asímismo el Capitán, Jefe de Máquinas y Primeros tenían pistolas en los camarotes para poder intervenir rápidamente.
Begoña - Colección de J.C. Díaz Lorenzo
        En esta bonita foto se le ve en el puerto de Santa Cruz de La Palma. Despues de muchos años de servicio en las líneas a América realizó en su última época algunos cruceros. Sobrevivió a su gemelo más de un año, pero por desgracia no tuvo una muerte tranquila ya que en Octubre de 1974 sufrió una avería que le dejó tirado en el Atlántico. Fue remolcado hasta Barbados para desembarcar el pasaje y de allí a Castellón para ser deaguazado.
        Durante ese tiempo fue el único buque de pasaje de la naviera, y con él se cerró la larga historia de transporte de pasaje de Trasatlántica.



       Sobre todos estos barcos hay un libro muy interesante "Historias de barcos de la Compañía Trasatlántica" de Carlos Peña Alvear.  



Volver a Trasatlántica (4)  Volver al Indice  Pasar a Trasatlántica (5)

AM © 2002-2014